Personal tools
Log in
Personal tools
Log in
You are here: Home Magazines Latin America Rejuvenecer el conocimiento local Desarrollo de herramientas - Las perspectivas de los artesanos

Desarrollo de herramientas - Las perspectivas de los artesanos

Written by Jim Tanburn , Martin Osumba

Generalmente, desde estas columnas miramos las herramientas desde la perspectiva de los usuarios. En el presente artículo, se describe el proceso de cómo usuarios y artesanos cooperaron para el desarrollo de herramientas, a través del Programa de Implementos y Herramientas para la Agricultura (FIT) en Kenia. Este programa se basa en un enfoque de cuatro etapas, conocido como el enfoque de innovación orientado hacia el usuario: levantar el nivel de conciencia sobre el potencial para la innovación, facilitar el acceso al saber-cómo para la innovación, manejar los riesgos y acceder a nuevos mercados. Al reunir a productores y consumidores y crear la plataforma adecuada para un significativo diálogo entre ellos, se ha creado la condición esencial previa para un nuevo desarrollo. jim Tanburn y Martin Osumba nos brindan información más detallada sobre el proceso.

LEISA revista de agroecología • 13-2 • diciembre 1997
Rejuvenecer el conocimiento local

Desarrollo de herramientas
Las perspectivas de los artesano

Jim Tanburn y Martin Osumba

Segunda reunión agricultores-MPE en Embu.
Los artesanos presentan sus modelos a los
agricultores. El azadón ganador del premio.

Generalmente, desde estas columnas miramos las herramientas desde la perspectiva de los usuarios. En el presente artículo, se describe el proceso de cómo usuarios y artesanos cooperaron para el desarrollo de herramientas, a través del Programa de Implementos y Herramientas para la Agricultura (FIT) en Kenia. Este programa se basa en un enfoque de cuatro etapas, conocido como el enfoque de innovación orientado hacia el usuario: levantar el nivel de conciencia sobre el potencial para la innovación, facilitar el acceso al saber-cómo para la innovación, manejar los riesgos y acceder a nuevos mercados. Al reunir a productores y consumidores y crear la plataforma adecuada para un significativo diálogo entre ellos, se ha creado la condición esencial previa para un nuevo desarrollo. jim Tanburn y Martin Osumba nos brindan información más detallada sobre el proceso.

En la mayoría de enfoques participativos de desarrollo de herramientas y de equipo agrícola las organizaciones de extensión convocan a los artesanos o herreros de las zonas rurales con el objetivo de interactuar directamente con los agricultores para desarrollar y producir los instrumentos necesarios (mejorados). Al hacer esta interacción sostenible e independiente de la organización de extensión, los artesanos desempeñan un papel importante. Esto puede lograrse considerando los "chispazos" de los artesanos innovadores y luego construir en base a ello. ¿Qué proporciona a los artesanos la "confianza tecnológica" para responder creativamente a su medio ambiente cambiante y satisfacer eficazmente las necesidades de sus clientes? La experiencia obtenida a partir del programa de Herramientas e Implementos para el Cultivo (FIT) en Kenia da luz sobre ello. Este programa se centra básicamente en un enfoque de cuatro etapas conocido como el enfoque hacia el usuario: incremento del nivel de conciencia sobre el potencial para la innovación, acceso al saber-cómo para la innovación, manejo de riesgos y acceso a nuevos mercados (Tanburn, 1996)

Incremento del nivel de conciencia sobre el potencial

Frecuentemente, las redes de artesanos son limitadas, no van más allá de los amigos y la familia para el aporte de ideas sobre nuevos productos, abastecedores o clientes. Mientras tanto, la respuesta de los usuarios es, a menudo, negativa, en parte, por la esperanza de una reducción en el precio. En consecuencia, los artesanos compiten arduamente con sus vecinos en una serie de productos muy limitada lo que produce un estancamiento económico. En apoyo al DAREP (Proyecto de Zonas Áridas y de Extensión de Investigación Aplicada), el FIT movilizó a herreros y soldadores locales para que se reúnan con los agricultores y discutan su necesidad de herramientas y revisen, además, las nuevas. Se discutieron los diferentes aspectos del diseño de herramientas incluyendo la calidad de los componentes cuando era importante hacerlo, además de los precios que estarían dispuestos a pagar los agricultores. Posteriormente, los artesanos describieron cómo la reunión les había "abierto los ojos". Se organizaron eventos similares bajo la "sombrilla" del Centro de Innovación Kisumu de Kenia (KIC-K).

Otro servicio ofrecido para incrementar la conciencia fue el de las visitas a empresas. La diferencia con las conocidas visitas de agricultor a agricultor radica en que los artesanos desean pagar los costos. Los artesanos prefirieron formar sus propios grupos y hacer visitas grupales en vez de individuales. A los hombres no les agradó mucho la idea de que sus esposas realizaran visitas por su propia cuenta. El beneficio más común registrado en estas visitas fue el incremento de la seguridad en sí mismos (Hileman, 1995). Aquellos que realizaron las visitas, o tuvieron oportunidades de intercambiar ideas e información con sus pares, hicieron varias y substanciales innovaciones en diversos aspectos de sus negocios a su regreso (Craig y Cherono, 1994).

Acceso al saber-cómo para la innovación

En las actividades anteriores los artesanos obtuvieron información específica que les permitió diseñar productos innovadores –un resultado importante. Pero, ¿cómo pueden los artesanos obtener acceso por sus propios medios al saber– cómo necesario para mantenerse innovadores?

Las visitas a empresas forman parte de la respuesta, no sólo porque representan un "servicio" al que los trabajadores de las "micro y pequeñas empresas" (MPE) y los herreros han recurrido por años, y se encuentran preparados para pagar por ello. En Kenia, el FIT se encuentra colaborando con una compañía privada, ofreciendo servicios para ayudar a organizar a los artesanos, entre otras cosas. Sin embargo, se puede utilizar un gran número de otros "vehículos" para incrementar el acceso a la información: vendedores de las calles, periódicos locales "intermediarios de la información", dedicados a las MPE o "paquete de copias". La idea del paquete de copias comprende la ubicación de catálogos de información en tiendas de fotocopias. Los clientes escogen del catálogo la información que necesitan y pagan por la fotocopia. Pero, evidentemente, existe un gran alcance para el desarrollo de otros enfoques, en especial, para llegar a las MPE donde no pueden leer y escribir.

Una prometedora alternativa para establecer vínculos sostenibles entre artesanos y agricultores compromete a intermediarios hombres y mujeres –los comerciantes que mercadean gran cantidad de productos artesanales. Su conocimiento de los mercados locales es extensivo y entre sus intereses se encuentra revertir dicha información a los productores locales. Su preferencia por la compra de productos locales de buena calidad en vez de viajar a Nairobi, los motivó a ordenar nuevos productos a las MPE locales. Sin embargo, una vez más, la comunicación existente es deficiente.

El FIT y la MATA, una MPE local de servicios, organizó una serie de siete reuniones mensuales entre herreros de pequeña y mediana escala y los comerciantes locales, también en Embu. Evidentemente, estas reuniones "rompieron el hielo", haciendo que los comerciantes realizaran pedidos a las MPE de una amplia gama de productos, incluyendo azadones, arados, horcas y carretillas (Mwaniki I red, 1996).

Mientras estos pedidos fueron un resultado importante, las discusiones entre los comerciantes y las MPE, y entre las propias MPE sobre la manera en que se fabricarían los productos, resultó igualmente importante. los comerciantes estaban adquiriendo bienes producidos en masa, a menudo fabricados con materiales que las MPE no pueden utilizar tan fácilmente (por ejemplo, hierro fundido, plástico). Por consiguiente se requería de alguna substitución e incluso de rediseños. Todo resultaba favorable si es que se lograba, de modo que los comerciantes se mostraron contentos de aportar "una lluvia de ideas" para solucionar los problemas de producción de las MPE.

Manejo de riesgos

Muchos artesanos sintieron que no podían enfrentar los riesgos de la fabricación de nuevos productos sin conocer claramente los requerimientos del mercado. La identificación de usuarios que se mostraban deseosos y en condiciones de adquirir los productos innovadores ayuda a abordar el problema. Evidentemente, los comerciantes de Embu ingresaron a esta categoría. En el caso de los agricultores, aún cuando tienen deseos de comprar, necesitarían ahorrar por varios meses antes de encontrarse en condiciones de pagar por la nueva herramienta. Si los artesanos vienen experimentando problemas de flujo de caja, es evidente que tal demora puede resultar dañina para sus negocios.

SIDECO en Machakos intenta abordar esto al poner el crédito a disposición de los clientes (en este caso, los procesadores de alimentos). Es muy pronto para decir si este enfoque ha sido exitoso. Los préstamos se vienen poniendo a disposición de los grupos, empleando el principio de "presión de los pares" para asegurar los pagos de retorno.

Accediendo a nuevos mercados

Como parte de este cuarto componente en su enfoque, el FIT ha empezado una serie de servicios para que las empresas incursionen en nuevos mercados, incluyendo, por ejemplo, "Cómo organizar la propia exposición comercial de su empresa". "Evaluación Rápida del Mercado" es el título de un curso corto que capacita a los artesanos en el modo de identificar y entrevistar a nuevos clientes potenciales. Además, el FIT ha organizado una serié de pequeñas exposiciones en las que los artesanos pueden mostrar sus nuevos diseños a los agricultores. Sin embargo, los artesanos, se mostraron algo reacios a adoptar la iniciativa por su cuenta, aún cuando habían realizado ventas en exposiciones previas, debido a los altos costos de transporte.

En Embu, la adopción de los nuevos implementos ha sido hasta el momento relativamente lenta, posiblemente, en parte al limitado poder adquisitivo de los agricultores locales. Los resultados de Kisumu han sido más alentadores. Cinco meses después de que culminara el proceso, un artesano vendió nuevas herramientas diseñadas durante el proceso ULI por encima de US$ 1,000. Otros dos agricultores lograron ventas significativas, aunque más modestas. Entre los modelos vendidos se incluían cortadores de paja, bombas de agua, azadillas y arados.

En consecuencia, aparentemente la participación de grupos de productores y usuarios finales en reuniones trae grandes beneficios sólo a algunos productores (y a sus clientes). Sin embargo, evidencias anecdóticas sugieren que artesanos vecinos imitarán el proceso de innovación empezando, por ejemplo, a escuchar con mayor atención lo que sus clientes les digan, o a organizar visitas a empresas por iniciativa propia. Las evaluaciones han demostrado que las ventajas de visitar las MPE han sido distribuidas con mayor equidad, así, casi todas las MPE se han innovado como resultado de las visitas. Más aún, existe evidencia que sugiere que han empleado a más gente y que tales puestos de trabajo se han vuelto más estables y de mayor calidad que antes de la visita.

Lecciones y preguntas

Los agricultores-jueces anuncian los premios para los mejores modelos.

Movilizar y llegar a los agricultores resultó más efectivo a través del vasto programa de extensión. Sin embargo, tales agricultores viven, por lo general, en áreas marginales a grandes distancias de los artesanos y cuentan con bajo poder adquisitivo (Mwaniki, 1995). Por lo general, el menor número de agricultores a los que el KIC-K logró llegar vivía muy cerca y en consecuencia, representaba un mercado más directo para los artesanos.

Se necesitaron esfuerzos especiales para asegurar la participación .de las agricultoras. Si bien, la mayoría de agricultores, pequeños propietarios de tierras en Kenia, son mujeres, es típico que sean los hombres quienes toman las decisiones de compra, especialmente en lo que respecta a herramientas. Cuando las reuniones con los artesanos se presentaban como "Días de la Herramienta", la mayoría de participantes estaba conformada por hombres. Incluso cuando las agricultoras habían sido invitadas personalmente, a menudo, en su lugar, acudían sus esposos. Una solución fue el promocionar las reuniones como "Días de los Agricultores". En estos casos, al menos la mitad de los participantes eran mujeres, quienes tenían perspectivas muy definidas sobre lo que estaban buscando entre los implementos.

Por lo general, los artesanos estaban encantados de dialogar con los agricultores. Sin embargo, inicialmente se mostraron reacios, en parte debido a que anticiparon (acertadamente) que la respuesta sería negativa. En general, después de que los agricultores se encontraron en condiciones de expresar su baja opinión sobre las MPE fue posible para ellos profundizar en un diálogo más constructivo. Pero, ¿cómo podían venir a la reunión inicial sin subsidio externo? ¿Quién tendría un interés (comercial) en reunir a estos dos grupos y asegurar la sostenibilidad del vínculo?

Muchos artesanos tuvieron dificultad en fijar los precios de sus nuevos modelos y a veces fijaron precios más elevados que lo necesario, pues no sabían cómo llegar a una cantidad más precisa. Esto desanimó a algunos compradores quienes, habrían podido adquirir el innovador producto.

En general, resulta evidente que algunos artesanos pueden innovar bien, respondiendo rápida y adecuadamente a las necesidades y preferencias expresadas por los usuarios finales de sus productos. También es claro que la comunicación actual entre estos dos grupos es inadecuada y, por lo tanto, ambos sufren indebidamente. Se pueden realizar intervenciones a un costo bastante bajo para superar esta limitación. En algunos casos, los participantes desean pagar todos los costos directos que esto ocasione, lo que demuestra un potencial para una verdadera sostenibilidad. Pero, ¿cómo pueden "ampliarse" estas experiencias? El FIT está muy interesado en intercambiar experiencias con otras organizaciones sobre todos los puntos que se han tocado en el presente artículo.

Jim Tanburn, Coordinador general del Programa FIT, c/o ILO, 4 Route des Morillons, CH-1211 Geneve 22, Suiza. Martin Osumba, P.O. Box 19456, Kisumu, Kenia.

Referencias

- Mwaniki B, 1995. Evaluation of the Jua Kali Agricultural Tools Programme (Evaluación del programa de herramientas agrícolas de Jua Kali). MoALD&M/RTDU Siakago, Kenia.

- Cherono C, Cherono K. and Cherono F, 1994. An evaluation of the PRIDE/FIT Brokering Workshop for MSEs (Evaluación del taller intermediario del PRIDE/FIT para las MPE). FIT Nairobi/Ginebra.

- Hileman M, 1995. An evaluation of the PRIDE/FIT Exchange Visit programme (Evaluación del programa de visitas de intercambio del PRIDE/FIT). FIT Nairobi/Ginebra.

- Mortimore M, and Wellard K, 1991. Environmental change and dryland management in Machakos District, Kenya, 1930-1990 (Manejo de los cambios ambientales y de las zonas áridas en el distrito de Machakos, Kenia, 1930-1990). Documento de Trabajo de la ODI no. 57, Londres.

- Ireri M, 1996. Report on meetings between members of Embu Jua Kali Agricultura! Tools Programme and Embu Merchants (Informe de las reuniones de los miembros del Programa de Herramientas Agrícolas de Embu Jua Kali y de los comerciantes de Embu). MATA Embu/FIT Nairobi.

- Tanburn J, 1996. User-Led Innovation: Enabling MSEs to develop improved technologies (Innovación guiada por el usuario: capacitando a las MPE para el desarrollo de tecnologías mejoradas). Documento de Trabajo de la FIT no. 15, Ginebra.

Document Actions
  • Print this Print this