Personal tools
Log in
Personal tools
Log in
You are here: Home Magazines Latin America Reconstruyendo la perdida fertilidad del suelo Transferencia de biomasa: cosecha gratis de fertilizante

Transferencia de biomasa: cosecha gratis de fertilizante

Written by Rik Thijssen , Rik Thijssen , John Bwire Mukalama Nabaho , Stella Wanjau last modified Feb 08, 2011 10:58 AM

Se pueden dar muchos ejemplos de las estrategias de trabajo de orientación biológica que tienen por finalidad aumentar la fertilidad del suelo. Una estrategia con un considerable potencial de transferencia de biomasa es juntar material vegetal verde de los límites de la finca o de fuera de ella y añadirlo al área cultivada.

LEISA revista de agroecología • 13-3 • marzo 1998
Reconstruyendo la perdida fertilidad del suelo

Transferencia de biomasa: cosecha gratis de fertilizante

Se pueden dar muchos ejemplos de las estrategias de trabajo de orientación biológica que tienen por finalidad aumentar la fertilidad del suelo. Una estrategia con un considerable potencial de transferencia de biomasa es juntar material vegetal verde de los límites de la finca o de fuera de ella y añadirlo al área cultivada.

Stella Wanjau, John Mukalama y Rik Thijssen

La mayor parte de las plantas que se usan para abono verde, para mejorar el barbecho e incluso para mejorar la producción del estiércol animal, son las especies leguminosas. Bajo condiciones favorables éstas pueden proporcionar una forma práctica de asegurar el suplemento de nitrógeno vía su fijación biológica y por lo tanto son genuinos proveedores de nitrógeno en las fincas. Sin embargo, hay evidencia que varias plantas no leguminosas acumulan tanto nitrógeno en sus hojas como las hortalizas y también tienen altos niveles de fósforo. Esto es más probable porque estas especies, con frecuencia nativas, están mejor adaptadas al área, tienen un mayor volumen radicular y una habilidad especial para recuperar los escasos nutrientes del suelo. Cuando esta biomasa es transferida desde donde ha sido producida hasta donde puede ser usada, puede proporcionar una cuota extra de nutrientes de gran beneficio para los productores del cultivo.

Necesidad de nuevas opciones
Las tierras altas occidentales de Kenya tienen una densa población. Las fincas han sido divididas y subdivididas hasta que ahora el tamaño promedio de una finca es dos hectáreas. Estos pequeños campos están en constante producción de alimentos. La mayoría de los agricultores no puede pagar las cantidades de fertilizantes inorgánicos necesarios para mantener la fertilidad del suelo, y ello da como resultado suelos agotados, una situación complicada por la erosión del suelo durante la temporada de lluvias. Los agricultores normalmente dejarían el terreno en barbecho para contrarrestar este problema, pero si no hay nuevas tierras para cultivar, esta no es una opción.

Los investigadores del Centro de Investigación Agroforestal de Maseno y del Programa de Fertilidad y Biología de los Suelos Tropicales (TSBF, en inglés) han estado colaborando con el Programa de Combustible de Madera y Agroforestería de Kenia (KWAP) para desarrollar opciones que los agricultores puedan usar para restituir y mantener la fertilidad del suelo. Uno de los métodos consiste en cortar y esparcir hojas y ramitas verdes de arbustos comunes seleccionados que se encuentran en los límites de las fincas, en matorrales y a lo largo de los caminos y corrientes de agua.
Los arbustos y árboles comunes son efectivos
Desde 1994 en estos experimentos se han usado varias especies de arbustos y árboles disponibles localmente, entre ellos, Senna spectabilis, Lantana camara, Tithonia diversifolia, Psidium guajava y Grevillea robusta. En otros experimentos los efectos del abono verde de algunas de estas especies sobre cultivos comestibles de maíz ha sido comparado con las aplicaciones de fertilizante inorgánico.

En un experimento de investigación en finca, abonos verdes producidos de titonia y lantana fueron aplicados en el área de cultivo en cantidades de 5, 10 y 20 toneladas por hectárea. Otras parcelas fueron tratadas con un fertilizante comercial (TSP) con 12,5, 2,5 y 50 kilogramos por hectárea. Las parcelas de control no recibieron ni abono verde ni fertilizante. El incremento en el rendimiento del maíz donde se aplicó titonia o lantana fue sorprendente y estimulantes. Las parcelas fertilizadas con TSP tuvieron rendimientos de 250300 kilogramos por hectárea de maíz, más que la parcela testigo. Pero donde se aplicó titonia o lantana los rendimientos del maíz estuvieron por encima de los 1,000 kilogramos por hectárea. Otra interesante conclusión fue que el efecto residual o duradero de esta transferencia de biomasa parece incrementar el rendimiento hasta la tercera temporada de cultivo después de la aplicación.
Los agricultores prefieren titonia
La pregunta era ¿qué pasará cuando los agricultores prueben esta tecnología de transferencia de biomasa en sus campos? Muchos agricultores en el área de ARC Maseno y en las localidades del distrito de Busia donde funciona el KWAP, acordaron aplicar 5 toneladas de abono verde de titonia en cada hectárea de sus campos de maíz. Aunque la mayoría de ellos no pudo juntar inmediatamente la cantidad necesaria para una hectárea de maíz, probó el uso de la biomasa en campos más pequeños, encontrando que en comparación con otras áreas del terreno donde no se había aplicado abono verde, los rendimientos fueron sin duda más altos. La mayor parte de los agricultores informó que prefería titonia porque condujo a mayores incrementos de los rendimientos y era más fácil de manejar.

Titonia (Tithonia diversifolia), originaria de América del Sur, crece como una maleza en el borde de los caminos y es una especie común en los cercos de las fincas en toda Africa tropical (Palco et al., 1997) y el sureste de Asia (Najarajah et al., 1982). Proporciona un ejemplo particularmente bueno de transferencia de biomasa. La planta se multiplica fácilmente por esquejes y crece rápido incluso bajo condiciones desfavorables. Puede producir hasta 275 toneladas de material verde (unas 55 toneladas de materia seca) por hectárea por año. Es muy ruda y puede soportar la poda a nivel del suelo y el quemado. Sin embargo, esta especie no es invasora y dado que no crece más de 2.5 metros, no se convierte en inmanejable cuando se planta en las fincas. Según los agricultores, titonia es la única de un total de 31 especies que tiene un efecto positivo sobre los cultivos que crecen adyacentes al cerco vivo de esta especie (Thijssen et al., 1993). Las ramas podadas se dan como alimento al ganado que no dispone de pasto, pero por su sabor muy amargo, los animales generalmente sólo la mordisquean.

Según los agricultores, hasta eso es beneficioso. Se cree que titonia destruye los parásitos intestinales del ganado y que los residuos amargos de titonia ayudan a la digestión del material fibroso que se usa como paja para cama del ganado, un proceso que aumenta la cantidad y calidad del estiércol de corral.
Confirmado por el análisis de laboratorio
El análisis de laboratorio ha demostrádo que la titonia fresca contiene un 20% de materia seca (MS) y un contenido de 4,6% de nitrógeno (Thijssen et al., 1993). La titonia tiene concentraciones poco usuales de fósforo (0,270,28%P) en sus hojas (Gachengo, 1996). Estos niveles son más altos que los que se encuentran en las hortalizas que se usan comúnmente en agroforestería, las cuales están en el orden de 0,15-0.20% de fósforo (Palm, 1995). Más aún, titonia tuvo el contenido más alto de ceniza de un total de 20 arbustos y árboles pequeños frecuentes en la zona: 13,7% MS, casi el doble del contenido promedio de estas 20 especies de plantas (Thijssen et al., 1993). Esto indicaría que el abono verde de titonia sería también una buena fuente de otros nutrientes vegetales esenciales.
Conclusión
La razón principal para usar una planta como titonia en la transferencia de biomasa es que tiene todos los atributos necesarios para almacenar rápidamente en su biomasa los `nutrientes perdidos'. Plantas vigorosas y de rápido crecimiento, incluyendo ciertas hierbas, pueden capturar los nutrientes que se escurren del sistema agrícola. Esto significa gran cantidad de fertilizante gratuito si agricultores y jornaleros pueden ser movilizados.

Stella Wanjau, John Mukalama y Rik Thijssen.
Kenya Woodfuel and Agroforestry Program.
P.O. Box 76378, Nairobi, Kenya.

Referencias

• Gachenco, CN, 1996. Phosphorus release and availability on addition of organic materials to phosphorous fixing soils (Liberación y disponibilidad de fósforo cuando se añade materia orgánica a suelos fijadores de nitrógeno). MSc. Thesis, Moi University, Eldoret, Kenya.

• Nagarajah, S y Nizar, BM. 1982. Wild sunflower as a green manure for rice in the mid-country wet zone (Girasol silvestre como abono verde para el arroz en la zona húmeda media del pais). Tropical Agriculturist, p. 138.

• Palm, CA. 1995. Contribution of agroforestry trees to nutrient requirements of intercropped plants (Contribución de los árboles agroforestales a los requerimientos de nutrientes en cultivos asociados). Agroforestry Systems 30.

• Palm, CA., Mukalama, J., Agunda, J., Nekesa, P., Ajanga, S. y Odhiambo, J. 1997. Farm hedge survey; composition, management, use, and potential for soil fertility management (Encuesta de los setos vivos en finca: composición, manejo, uso y potencial para la fertilidad del suelo). TSBF, Nairobi.

• Thijssen, R., Murithi, FM. Y Nyaata, OZ. 1995. Existing hedges on farros in the coffe-based land use-system of Embu District (Setos vivos de las fincas del sistema de uso de la tierra basado en el café en el distrito de Embu). Kenya. AFRENA reports No. 65. ICRAF, Nairobi.

Document Actions