Personal tools
Log in
Personal tools
Log in
Recently visited
Article belongs to

Latin America

Animales menores: un gran valor
Published by
Logo: ETC Andes
You are here: Home Magazines Latin America Animales menores: un gran valor Crianza de conejos en un sistema de producción integral

Crianza de conejos en un sistema de producción integral

En San Luis Huexotla, en la Sierra Madre Central de México, este proyecto de desarrollo integral basado en la crianza de conejos, ha demostrado que es posible el éxito productivo y comercial de una finca de pequeña escala, a través de procesos orgánicos.

Volumen 21, número 3, diciembre de 2005

Introducción

79015_211_1_2.jpgLa creciente demanda de alimentos y la falta de suelos para la producción agrícola en el mundo, han obligado a los productores rurales a adoptar técnicas agronómicas eficientes e integrales de tal forma que se permita el reciclaje y la utilización de la mayor cantidad posible de derivados, así como un uso eficiente de los recursos naturales, especialmente el suelo y el agua.

Por otro lado, dadas las circunstancias de los sistemas de producción actuales, la dependencia de insumos externos y el uso indiscriminado de agroquímicos obligan a los productores a buscar técnicas más amigables con el ambiente y con buenos resultados de producción, tanto en volumen como en tiempo.

La crianza de conejos es una opción que puede ser implementada como una actividad productiva familiar, la cual trae beneficios como el mejoramiento de la alimentación de las familias con escasos recursos económicos, la generación de empleo familiar y la obtención de productos adicionales como la piel y el pelo, que pueden ser procesados y comercializados para su utilización en la confección de diversas prendas de vestir.

Existen diversas razas, colores y tamaños de conejos. Las finalidades de su producción son variadas entre las familias criadoras: de aproximadamente dos kilogramos de peso para consumo como carne; de tres y medio a cuatro meses para pie de cría, y de edad pequeña y de colores diversos (blancos, negros, grises, marrones y manchados o pintos) para mascotas. Algunas experiencias tienen también como propósito principal aprovechar la piel o el pelo.

Con el objetivo inicial de tener un espacio demostrativo de producción de conejos a pequeña escala, orientado principalmente a la producción de carne, con el menor uso posible de productos químicos, se estableció un módulo en la comunidad de San Luis Huexotla, en el Estado de México, México, ubicado a 2.250 metros sobre el nivel del mar, en una región de clima templado con lluvias en verano.

¿Como nace la Granja Cunícola?

Etapa inicial

La iniciativa del proyecto se inició planteando un sistema de producción familiar de conejos, orientado a la producción de carne para autoconsumo, compuesto por 16 hembras y dos machos. La primera parición se dio a los 35 días de establecida la granja y, a partir de entonces, ésta fue continua, con un promedio de seis a ocho gazapos por coneja. El consumo familiar (de tres a cuatro conejos por semana) comenzó a los dos meses de iniciada la explotación. A partir de este momento la producción fue continua y el módulo contó con conejos de diferentes edades.

El ritmo de producción descrito hace necesario llevar un registro de cruzas, pariciones, número de gazapos, edad, destete y muertes, para tener un mejor control de la producción y poder programar la nueva cruza de las conejas, ya que antes de que se desteten los conejos puede realizarse una nueva cruza y de esta manera lograr hasta diez partos al año.

La alimentación de los conejos ha consistido en sobrantes de cocina (verduras y tortilla entre los principales), alfalfa producida en la misma comunidad y alimento balanceado comercial en una menor proporción (usado sobre todo cuando los primeros alimentos han sido insuficientes). Es importante señalar que para la instalación de bebederos y comederos se utilizan botellas de plástico y latas de aproximadamente tres litros.

Los conejos para carne se sacrifican cuando alcanzan dos kilogramos de peso. En este caso, se utilizan preferentemente los machos, mientras que las hembras se seleccionan como nuevos vientres y para reemplazar a las hembras en producción.

Al principio la venta fue escasa. Los compradores (generalmente vecinos), acudían a la granja a adquirir el producto, ya fuera en pie o en canal. Eventualmente se acercaban también niños a comprar conejos pequeños para mascotas. De esta manera, la granja fue creciendo y produciendo más para un mercado que también se ha ido ampliando. La venta de conejo para mascotas es muy reducida en comparación con la de carne, que hoy representa aproximadamente el 97 por ciento de las ventas de conejo.

79015_211_1_5.jpg

Diagrama 1. Esquema de interrelaciones entre los módulos de producción dentro de la granja

Etapa actual

Es necesario señalar que la genética del conejo es un aspecto importante a considerar dentro de la experiencia, sobre todo cuando la granja crece y pasa de ser una actividad productiva familiar a una comercial. Las cruzas deben hacerse buscando el menor parentesco posible entre machos y hembras para evitar la endogamia, que puede ser causa de malformaciones en los gazapos. Para atender esta necesidad, se han ido introduciendo, paulatinamente y de acuerdo con los recursos generados, nuevos sementales de raza adquiridos en el Centro Cunícola Nacional de Irapuato y en otros centros cercanos de crianza de conejos.

Actualmente, después de 18 meses, la granja cuenta con 200 vientres en producción y 30 sementales. La selección del conejo depende del destino final de la producción; en el caso de la producción de carne, se ha trabajado con las razas California y Nueva Zelanda, especies de mayor eficiencia de conversión, que alcanzan dos kilogramos de peso en un periodo de seis a ocho semanas.

Se ha mejorado la eficiencia en cuanto a las cruzas y en cuanto al número de gazapos al destete, en comparación con el número de gazapos al nacer, ya que el porcentaje de mortalidad es mínima y se tiene una producción que fluctúa entre 150 y 170 conejos semanales para carne.

¿Como se logró que la granja fuera integral?



Módulo de producción de conejos. Foto: autores

Al crecer la granja, se incrementó también la producción de piel y de subproductos como estiércol y vísceras, principalmente, y con ello apareció la necesidad de buscar alternativas para su aprovechamiento.

Uso del estiércol

Para utilizar el estiércol de la explotación cunícola, se instaló un pequeño módulo de producción de vermicomposta. Para lo cual se obtuvo una cepa inicial de lombriz roja californiana (Eisenia foetida) en el Colegio de Postgraduados. El módulo de producción de vermicomposta consta de una cama de cinco metros de largo por uno de ancho. La lombriz se reprodujo favorablemente y en la actualidad la granja cuenta con cinco camas de diez metros de largo y uno de ancho. Es importante señalar que el estiércol de conejo es un estiércol que puede emplearse como abono directo para cultivos florícolas, frutícolas y de hortalizas, además de que se puede también aplicar directamente en las camas de vermicompostaje sin tratamiento previo de precompostaje, y puede ser mezclado con otros residuos de cultivos, de cocina, del jardín, etc. La vermicomposta y el excedente del estiércol producido en la granja se aplican principalmente en un área de invernadero de 1.000 metros cuadrados, en la que se cultiva jitomate y otras hortalizas.

En condiciones de escasez de agua, se adaptó al invernadero un sistema de captación de agua de lluvia, a través de canaletas laterales que dan a una canaleta principal. El agua recolectada se almacena en una pileta rústica, escarbada en el suelo. El fondo de la pileta se recubre con plástico negro para evitar infiltración y la superficie se cubre con plástico para evitar el crecimiento de algas. El agua se destina al riego de las hortalizas del invernadero, utilizando un sistema de riego por goteo para optimizar el uso del recurso.

Mediante la integración de los módulos de producción ha sido posible reciclar muchos de los subproductos generados en cada uno de ellos. Esto ha permitido que la granja, que se inició como un proyecto familiar, haya logrado consolidarse como un módulo de capacitación. En el diagrama 1 se muestran las interrelaciones entre los diferentes módulos de producción.

Recursos no utilizados o subutilizados en el sistema de producción


Pileta de recolección de agua de lluvia. Foto: autores

Considerando la producción de conejos como el eje principal de funcionamiento de este sistema de crianza, existen actualmente varios aspectos que no se han considerado por falta de recursos económicos y humanos:

  • El estiércol puede usarse para alimentar cerdos y pollos, después de deshidratado y pulverizado, lo cual se logra recogiéndolo y secándolo al sol.
  • La peletería, el curtido de pieles y la elaboración de objetos artesanales son otras actividades que no se han trabajado a profundidad y que deberían ser integradas para hacer más eficiente el sistema, además de que pueden constituirse en fuentes de empleo e ingresos.
  • Por último, el conejo se usa para una gran variedad de investigaciones y estudios científicos. En laboratorios y escuelas se emplean para el estudio de problemas relativos a la nutrición; como conejillos de indias, para estudiar el efecto de medicamentos nuevos y producción de antisueros, por lo que la industria farmacéutica podría representar un mercado potencial.

Perspectivas a corto y mediano plazo

a) Constituir un centro de capacitación teórica y práctica para los productores en las diferentes áreas trabajadas:

  • establecimiento de sistemas integrales;
  • elaboración de vermicomposta;
  • implementación y manejo de la crianza de conejos;
  • producción de hortalizas, y
  • sistemas de captación o cosecha de agua de lluvia.

b) Integrar las áreas de producción faltantes:

  • peletería y aprovechamiento de pieles;
  • fabricación de objetos artesanales;
  • evaluación del estiércol en la alimentación de cerdos con los productores cooperantes,
  • establecimiento de un huerto de producción de hortalizas a cielo abierto.

Conclusiones

La experiencia del módulo de crianza de conejos de San Luis Huexotla nos permite concluir que el trabajo con estos animales, tanto a escala familiar como a escalas mayores, es una opción viable que puede proporcionar resultados a corto plazo. Su capacidad de incorporación a sistemas integrales de producción desempeña un papel importante en el reciclado y vinculación de las diferentes actividades productivas. Los subproductos de una granja cunícola pueden generar nuevas actividades de producción y generación de recursos. La integración del módulo de producción de conejos con otros módulos de producción trae consigo un mejor aprovechamiento de los recursos, lo cual lo hace más eficiente.

Jorge E. López Nolasco y Ma. Antonia Pérez Olvera

Jorge E. López Nolasco
Consultoría Internacional en Estudios y Servicios Agroecológicos
Correo-e: jlnolasco2002@yahoo.com.mx
Ma. Antonia Pérez Olvera
Colegio de Postgraduados
Correo-e: molvera@colpos.mx

Document Actions
  • Print this Print this