Personal tools
Log in
Personal tools
Log in
You are here: Home Magazines Latin America Producción de ganado en la agricultura campesina Importancia en la crianza familiar de ovinos criollos en Cochabamba, Bolivia

Importancia en la crianza familiar de ovinos criollos en Cochabamba, Bolivia

En las alturas del departamento de Cochabamba, Bolivia, la crianza de ovinos constituye una actividad importante dentro del sistema de producción campesino. Durante los últimos años, hemos ido acompañando a 13 familias de ovinocultores en tres provincias de Cochabamba, formando un equipo entre productores, investigadores, técnicos de la ONG ASAR y estudiantes. Las principales preguntas que nos guiaron eran: ¿Qué ventajas tiene el sistema de producción empleado por estos productores? ¿Por qué sigue manteniéndose el ovino criollo cuando hay otras razas más productivas?

LEISA revista de agroecología • 26.1 • Marzo 2010

Importancia en la crianza familiar de ovinos criollos en Cochabamba, Bolivia

Angelika Stemmer, Ángel Galarza, Soraida Fuentes y Omar Torrez

La mortalidad de los corderos es más baja en los rebaños donde se separa a los machos adultos
Foto: Autor
En las alturas del departamento de Cochabamba, Bolivia, la crianza de ovinos constituye una actividad importante dentro del sistema de producción campesino. Durante los últimos años, hemos ido acompañando a 13 familias de ovinocultores en tres provincias de Cochabamba, formando un equipo entre productores, investigadores, técnicos de la ONG ASAR y estudiantes. Las principales preguntas que nos guiaron eran: ¿Qué ventajas tiene el sistema de producción empleado por estos productores? ¿Por qué sigue manteniéndose el ovino criollo cuando hay otras razas más productivas?

En resumen, nuestros resultados son los siguientes: la mayoría de los ovinos en Cochabamba se encuentran en alturas entre 2.900 y 4.500 metros sobre el nivel del mar; los recursos forrajeros son muy variables durante el año, con abundancia durante la época de lluvias y escasez durante la mayor parte del año (de ocho a nueve meses). A pesar de estas condiciones limitantes, el ovino criollo sobrevive, se reproduce y sus productos son utilizados por los criadores.

Los productores campesinos tienen en promedio entre 30 y 50 ovinos, además de otros animales en menor número como llamas (en alturas mayores), cabras (en las cabeceras de valle), bovinos, aves, equinos y cerdos. Cada familia tiene acceso a áreas de cultivo en secano y la superficie que manejan varía desde aproximadamente 2.000 m2 hasta tres hectáreas por familia. El área de cultivo con riego es muy reducida –de 2 a 16% del área total de cultivo– y muchas familias no tienen acceso a riego. En estas condiciones, la producción se dirige más a la subsistencia y, en menor grado, al mercado. Todas las familias aprovechan los productos que ofrecen los ovinos. La leche la usan para el consumo directo, pero la mayor parte se usa para elaborar quesillo, una fuente de proteína importante para los niños. La carne de ovino es otra fuente de proteína que la familia consume frecuentemente. La lana es procesada localmente por las familias y con ella se fabrican artesanalmente prendas de vestir y frazadas. Otro producto muy importante para el agricultor campesino es el estiércol, que lo utiliza como abono para sus cultivos de papa y maíz, y a veces también en los de hortalizas. Como retribución, los animales reciben los rastrojos de los cultivos como parte de su alimentación. Otra fuente de alimentación son las praderas nativas de propiedad comunal. Los criadores obtienen también ingresos en efectivo mediante la venta de ovinos vivos o de quesillo.

La importancia de los ovinos en los sistemas de producción orientados a la subsistencia radica en que se necesita muy poca inversión monetaria y, sin embargo, se obtienen bastantes beneficios de estos animales. Los bajos costos de producción permiten que los precios recibidos por los productos tengan mayores márgenes de ganancia. Esta es una gran ventaja para un sistema de producción basado en la subsistencia.

Los ovinos criollos son de tamaño pequeño (15 a 25 kg en hembras adultas) y por eso necesitan menos forraje que otras razas más grandes. Son ágiles y aptos para caminatas largas durante el pastoreo. Son rústicos y poco susceptibles a las enfermedades. Estas características son de mucho valor para los pequeños criadores y justifican el mantenimiento de ovinos criollos puros.
En Bolivia, los recursos zoogenéticos autóctonos y criollos son los menos estudiados y los más susceptibles a sufrir erosión genética, aunque tienen gran valor para los pequeños productores.

Angelika Stemmer
Ángel Galarza
Soraida Fuentes
Facultad de Ciencias Agrícolas, Pecuarias, Forestales y Veterinarias, Universidad Mayor de San Simón, Cochabamba, Bolivia
Correo electrónico: caprino@albatros.cnb.net
fax +591 4 4762385

Omar Torrez
Asociación de Servicios Artesanales y Rurales (ASAR), Cochabamba, Bolivia
Correo electrónico: otorrez05@yahoo.es

Referencias
- Fuentes, S., 2008. Sistemas de producción del ovino criollo en alturas y cabeceras de valle del Departamento de Cochabamba. Tesis de grado, Facultad de Agronomía, Universidad Mayor de San Simón, Cochabamba, Bolivia.
- Galdámez, F.C., G.R. Perezgrovas, B.A. Galarza, F.D. Galdámez y A. Stemmer, 2009. Análisis de la mecha y la fibra de lana en las ovejas criollas nativas de dos zonas ecológicas de Bolivia. VI Congreso Latinoamericano de la Asociación de Especialistas en Pequeños Rumiantes y Camélidos Sudamericanos, 8 al 12 de septiembre de 2009, Querétaro, México, pp. 101-104.
- Pacheco, O., 2009. Descripción del ovino criollo de Cochabamba comparado con razas ovinas autóctonas de España. Trabajo Dirigido, Facultad de Agronomía, Universidad Mayor de San Simón, Cochabamba, Bolivia.

Agradecimientos

Nuestros agradecimientos sinceros a las familias de ovinocultores que nos recibieron en sus hogares brindándonos su hospitalidad, interés y cooperación.


Se agradece el apoyo financiero del Programa CIGAC de la Facultad de Ciencias Agrícolas, Pecuarias, Forestales y Veterinarias de la Universidad Mayor de San Simón, Cochabamba.
Document Actions
  • Print this Print this